miércoles, 12 de diciembre de 2018

9 películas españolas con finales inesperados. ¡La última te sorprenderá!

Sumando que estamos en la era del clickbait y que me encantan los thrillers con finales inesperados (y bien hechos), al estilo Sospechosos habituales, había decidido elaborar una lista de películas con giros finales inesperados, pero, oh, sorpresa, esa lista ya existe. De hecho, existen muchas listas. Internet está plagado de listas sobre el tema. Listas. Listas. Listas. Y yo que me creía especial 😑

Así que me decidí por concretar un poco más, et voilà, he aquí 9 (ni las mejores ni las peores, nueve que me han gustado, y que, para qué nos vamos a engañar, tampoco es que haya muchos momentos realising en nuestro cine) películas españolas con finales inesperados. Y, como quiero que este post tenga también un final inesperado... tachán, tachán, el clickbait de turno: ¡la última te sorprenderá!

- El secreto de Marrowbone (2017)
Casi dos horas de tensión cruzando los dedos para que no se descubra lo que pensamos que es "el secreto de Marrowbone" y cuando llegamos al final... resulta que había otro secreto más. No hablaré más. Se estrenó hace relativamente poco tiempo como para que me ponga a hacer spoilers.

- La piel que habito (2011)
Este giro no es exactamente al final de la película, pero sí cuando pensamos que ya conocemos a los personajes. ¡Ja! Si los resultados de la cirugía hubieran sido más realistas, igual nos habríamos dado cuenta al principio, pero mientras la historia tenga coherencia con la sorpresa final, a mí me vale, y esta no me la esperaba para nada, así que me encantó.

- El orfanato (2007)
Mismo guionista que El secreto de Marrowbone. Aquí hay división de opiniones, hay a quien le encantó y a quien le parece un engaño. Yo la vi con 15 años y me dejó flipada, principalemente porque no había visto ninguna película española parecida (aunque tampoco es que hubiera visto mucha variedad), así que no puedo tener una opinión objetiva.

- Hable con ella (2002)
Una curiosa reescritura de El increíble hombre menguante consigue atraparnos tanto que no nos paramos a pensar que pueda tener un segundo y turbio significado. Con lo dado que es Almodóvar a incluir ese tipo de actos en sus películas, sería incluso más sorprendente que no hubiera habido ninguno.

- Los otros (2001)
El clásico de los clásicos. Después de ver esta película, le busco siempre otra vuelta de tuerca a cada película que veo, libro que leo e historia que me cuentan. Elon Musk ya tiene su propia versión de la historia adaptada a los tiempos actuales.

- Abre los ojos (1997)
Tenernos enganchados con una trama para luego explicarnos que nos ha estado engañando durante toda la película es una de las especialidades de Amenábar. Y lo mejor es que nos dejamos engañar una y otra vez.

- Familia (1996)
La historia en sí ya es rara, pero cuando te has habituado a los personajes y sus relaciones... aparece una nueva persona en la casa. Es todo tan inesperado que no sabría decir cuál de los giros es más sorprendente.

Y llegamos al final de la lista. El clickbait. ¿La razón por la que has hecho click en el enlace? Quién sabe. ¿Será tan decepcionante como los finales de BuzzFeed? Es posible. Señoras y señoros, recién sacadita de las calles de Sevilla, con todos ustedes:

- Carmina y amén (2014)
Mismo mecanismo que casi todas las anteriores, aunque esta vez en clave de comedia. Nos pasamos toda la película en tensión para que nadie descubra el secreto de Carmina y... ¡tachán! Resulta que Carmina ha estado guardando otro secreto durante toda la película. Si alguno no había empatizado con ella hasta el momento, lo hace instantáneamente.

domingo, 4 de noviembre de 2018

Bandera de USA en El silencio de los corderos = Catástrofe

Ya estoy de vuelta después del verano (y parte del otoño).

Hace poco volví a ver El silencio de los corderos y comencé a darme cuenta de una cosa... cada vez que aparecía la bandera de Estados Unidos en escena, ocurría algo malo. Como no podía ser de otra manera, cogí un papel y un boli y me hice una lista de todas las veces que aparecía y qué pasaba en cada momento. Hela aquí:

Almacén Your Self. Llevamos 25 minutos de película, nos hemos paseado por la academia del FBI y un hospital psiquiátrico y en ninguno de los dos sitios hemos visto una sola bandera. ¿Dónde la vemos por primera vez? Cubriendo el coche fúnebre que contiene la cabeza de Benjamin Raspail.

Ahora viene algo un poco más sutil. En esta escena no aparece ninguna bandera, pero si veis el plano, está compuesto íntegramente por tres colores: rojo, azul y blanco. Buffalo Bill va a secuestrar a Catherin Martin y tiene intención de hacerle pupita.

Llevamos casi 50 minutos de película y no hemos vuelto a ver ninguna bandera. Hasta que llegamos a casa de Buffalo Bill, que parece más patriótico que el propio FBI. El colega en lugar de empapelar su taller con recortes de periódico con noticias de sus críemenes, como cualquier asesino en serie, lo hace con una bandera de Estados Unidos.

Y tras esto comenzamos a acercarnos al punto medio de la película, el gran giro. Desde que Hannibal pone un pie en Memphis, no paramos de ver banderitas en los uniformes de los guardias. ¿La primera? Cuando Chilton pide un bolígrafo para firmar el traspaso de Hannibal y uno de los guardias se lo ofrece. Estáis firmando vuestra sentencia de muerte.

Clarice va a visitar a Hannibal al absurdo lugar en que está encerrado: una jaula en medio de un pabellón en un juzgado. Todo el pabellón está rodeado de una banda con los colores de la bandera. Se va a liar parda ahí dentro.

Un detallito: cuando se acerca a Hannibal, tapa la bandera que tiene detrás. En su conversación no vuelve a aparecer ninguna hasta que llegan los policías. Tranquila, Clarice, tú estás a salvo.

Y ahora viene el, a mi juicio, mejor momento de la película. No solo por la espectacular puesta en escena y el suspense de toda la secuencia sino porque tuve la prueba que necesitaba y me di cuenta de que esta tontería de las banderas era real y no me estaba volviendo loca. [ALERTA, SPOILER] Con todos ustedes, la gran obra del doctor Hannibal Lecter, la única vez que lo vemos matar en toda la película:

No estoy (muy) loca, ¿vale? Clarice llega a la conclusión de que Buffalo Bill era vecino de su primera víctima, y va a su casa. ¿Qué encontramos? Otra vez el mismo patrón que con Catherin: ventanas blancas y coches azul y rojo. Pero todo bastante desgastado. Aquí no va a pasar nada malo, pero sí ha pasado.

Esto es un extra. Clarice llega a casa de Buffalo Bill. Recapitulando, nos hemos pasado media película en sedes oficiales del gobierno: academia del FBI, hospital psiquiátrico, comisaría, juzgado... Y en ningún sitio hemos visto un solo mapa de Estados Unidos completo. Hasta ahora.

Estamos ya acabando la película. Clarice [ALERTA, SPOILER] acaba de vaciar todas sus balas sobre Buffalo Bill y alrededores. Una de estas balas rompe una ventana y, oh, sorpresa, ¿qué encontramos detrás? Una banderita de Estados Unidos. No las había en ningún edificio oficial pero sí casa de un asesino en serie. El patriotismo de este hombre no tiene límites.

Y vamos a ir acabando ya, ¿no? Hannibal llama a Clarice para felicitarla y le dice que va a cenar con un viejo amigo. Acto seguido vemos cómo camina disimuladamente tras Chilton, el hombre que lo torturó estudió durante años. ¿Os suena la estampa? Esta vez no son coches, pero sí hay un par de motos roja y azul junto a un tejado blanco. Bon appetit!

Estaría bien hacer ahora una disertación sobre el por qué de todo esto, la violencia en Estados Unidos, los asesinos en serie, la represión del Estado, etecé, etecé, etecé, pero lo mío son las listas y, si habéis llegado al final de esta entrada, ya habéis leído bastante. ¡Hasta la próxima lista!

miércoles, 11 de julio de 2018

Películas que fueron serie y series que fueron película

Poca gente no corrió al cine cuando se estrenó Los Simpsons. La película. Y, aunque no te guste ese género, es prácticamente imposible que no hayas oído hablar de las series y las películas de Star Trek, sobre todo si has visto algún capítulo de Big Bang. Un caso más cercano y más reciente: hace pocos meses se estrenó la serie Cuerpo de élite, basada en la película del mismo nombre. Aparte de las obvias, hoy me gustaría hacer un recorrido (o una lista, porque para eso me he hecho este blog, para hacer listas) de películas basadas en series de televisión y viceversa. No de las mejores, pero sí de las que más me han sorprendido.

PELÍCULAS QUE FUERON SERIE
- Wild Wild West (1999)
La serie original es de 1965 y se estrenó en España bajo el nombre de Jim West. Estuvo nominada a tres premios Emmy y ganó uno de ellos en 1967. La película de 1999, sin embargo, estuvo nominada a nueve premios Razzie, de los que ganó el de Peor película, Peor guion y Peor director, entre otros.


- Serenity (2005)
Basada en la serie de televisión Firefly, estrenada en 2002. Esta vez la película sí le hizo justicia a la serie, y de la considerada una de las mejores series de televisión salío una más que recomendable película. Quizá influya el hecho de que la última está escrita y dirigida por el creador de la primera, Joss Whedon.



- Borat (2006)
Comenzó en el año 2000 como un personaje de la serie Da Ali G Show interpretado por Sacha Baron Cohen. Poco a poco fue ganando popularidad y consiguió su propia película. El personaje de Borat ha aparecido en programas como Saturday Night Live y Late Show with David Letterman. Ali G y Brüno, sus compañeros de serie, también tienen sus propias películas.


- Mission: Impossible (1996)
La serie original, estrenada en 1966, estuvo compuesta por siete temporadas y llegó a los 171 capítulos. En 1988, la serie volvió pero esta vez solo con dos temporadas. En 1996 se estrenó la primera película de la saga, dirigida por Brian De Palma, y en unos días se estrenará la sexta entrega.


- Los intocables de Eliot Ness (1987)
Esta no es una adaptación de una serie propiamente dicha, pero me sigue pareciendo un caso curioso. En 1957 se publicó el libro Los intocables, de Eliot Ness. En 1959 se estrenó la serie con el mismo nombre. Y en 1987, de nuevo, Brian De Palma dirigió la adaptación cinematográfica. Me llama la atención que, como la película anterior, esta se estrenase justo 30 años después de la aparición de la historia original.



SERIES QUE FUERON PELÍCULA
- Nikita (1997-2001)
La serie canadiense estuvo basada en la película francesa de 1990. En 2010 se hizo una nueva serie estadounidense que duró hasta 2013. En mi opnión (es mi blog y, además de listas, doy opiniones), la mejor de las tres es la serie canadiense, que nos permite vivir en la mente y en el mundo de Nikita de una manera mucho más profunda que la película. La cantidad de ropa que el personaje principal lleva puesta no se ha modificado mucho con los años.


- Catfish (2012-)
El famoso programa de la MTV está basado en el documental realizado por los hermanos Schulman, en el que Nev desenmascara a la primera catfish. Como en la película, en el programa se dedican a desenmascarar perfiles falsos de redes sociales.



- Parenthood (2010-2015)
Adaptación bastante libre de la película protagonizada por Steve Martin y conocida en España como ¡Dulce hogar... a veces! de 1989. En 1990 se hizo otra adaptación a la TV que solo duró 12 capítulos y que pasó sin pena ni gloria, pero que fue el primer papel principal de Leonardo DiCaprio.


- Westworld (2016-)
Basada en la película de 1973 conocida en España como Almas de metal. Como en el caso anterior, ya hubo una adaptación intermedia, en 1980, que no tuvo muy buena acogida. La película original fue escrita y dirigida por Michael Crichton y la última adaptación por Jonathan Nolan.


- Buffy, cazavampiros (1996-2003)
Basada en la película de 1992 con el mismo nombre y guion de Joss Whedon. Parece ser que Joss Whedon no quedó conforme con el resultado final de la película, que poco tenía que ver con su guion, y acabó creando una de las mejores series de todos los tiempos.

martes, 26 de junio de 2018

Mujeres en blanco y negro

Si pensamos en las mujeres del cine clásico, a todos se nos vienen a la cabeza Ava Gardner, Ginger Rogers, Lauren Bacall, Grace Kelly, Rita Hayword... Algunas de ellas llegaron a hacerse más famosas que los directores de sus películas pero, por norma general, los papeles que interpretaban estaban escritos, dirigidos y producidos por hombres. ¿Las mujeres en el cine solo podían dedicarse a actuar? ¿Si querían trabajar tras las cámaras podían hacer algo más que peluquería, maquillaje y vestuario? Era difícil, pero no imposible. Aquí os dejo una lista de señoras que fueron claves para la historia del cine y que no siempre aparecen en los libros:

– Alice Guy (1873-1968)
No solo es la primera persona que dirigió una película narrativa, El hada de los repollos (1896), sino que fue a la vez la primera persona que utilizó un gramófono para sincronizar sonido e imagen, y la primera en incluir efectos especiales, cámara lenta y un sinfín de técnicas más. Era directora, guionista, productora, montadora y directora de fotografía, de sonido y de arte.

– Lois Weber (1979-1939)
Directora para Universal Studios. En 1916 se convirtió en la directora mejor pagada de la major, por encima de sus compañeros masculinos.

– Thea von Harbou (1888-1954)
Pasó de escritora a guionista y luego a directora, aunque esto último no la convenció. Escribió los guiones de varias obras maestras del cine. Entre ellas, M, el vampiro de Düsseldorf (1931).

– Hattie McDaniel (1895-1952)
En 1940 ganó el Oscar a la mejor actriz de reparto por su interpretación de Mammy en Lo que el viento se llevó (1939), conviertiéndos en la primera persona afroamericana en ganar un premios Oscar.

– Lotte Reiniger (1899-1981)
Pionera en el cine de animación, hizo evolucionar el teatro de sombras hacia una nueva dimensión: el cine. Realizó el largometraje de animación más antiguo que se conserva, Las aventuras del príncipe Achmed (1926). Fue la primera persona que utilizó la cámara multiplano, uno de los mayores avances de la historia del cine de animación.

– Frederica Sagor Maas (1900-2012)
Guionista para Universal Studios. Tuvo que escribir varias películas sin aparecer en los créditos hasta que lo consiguió con Días de colegial (1925).

– Leni Riefenshtal (1902-2003)
Una de las directoras de cine más importantes de la historia. Probablemente la feminazi original. Su película El triunfo de la voluntad (1935), además de poner los pelos de punta, ha sido homenajeada (por no decir plagiada) durante toda la historia del cine.

– Giovanna Cecchi (1914-2010)
Escribió más de cien guiones bajo el seudónimo masculino de Suso Cecchi d'Amico. Fue una de las guionistas más importantes del neorrealismo italiano. Su obra más célebre es Ladrón de bicicletas (1948).

– Hedy Lamarr (1914-2000)
Abandonó sus estudios de ingeniería para dedicarse a la interpretación. Fue la primera persona en la historia del cine en aparecer completamente desnuda en una película comercial, Éxtasis (1933). El ascenso del nazismo la llevó a huir a Estados Unidos, donde trabajó en Hollywood y reveló al gobierno secretos nazis.

– Ana Mariscal (1923-1995)
La actriz española se pasó al otro lado de la pantalla y produjo, escribió y dirigió más de diez películas, entre ellas El camino (1963).

Faltan muchas más, como Elena Cortesina, Rosario Pi, Olga Preobrazhenskaya, Ida Lupino y Germaine Dulac. Y tengo la esperanza de que pronto aparezcan reconocidas, aparte de las productoras, guionistas y directoras, las montadoras, direcoras de fotografía, directoras de sonido y directoras de arte.

Para hacerse una idea del panorama actual, os recomiendo este vídeo de #feminacine en particular y todos sus vídeos, en general.

miércoles, 6 de junio de 2018

El síndrome de Tom Bombadil

Una adaptación cinematográfica nunca deja indiferente a nadie. “En el libro lo explican mejor”, “No han entendido la historia”, “Dudley era rubio, no moreno”, “¿De dónde ha salido Tauriel?”, “¿Pero Deadpool no era bisexual?” y un sinfín de comentarios similares nos vienen a la cabeza tras salir de la sala de cine (o de la sesión de Netflix). Siempre es mejor el libro que la película y, por supuesto, cualquiera de nosotros lo habría hecho muchísimo mejor. Pero, si hay algo que personalmente me descoloca tras ver una adaptación, es el momento en que estoy esperando que aparezca ese inquietante y enigmático personaje secundario al que por fin voy a ponerle cara y cuando viene su escena… no está. Es lo que lo llamo “El síndrome de Tom Bombadil”, y el cine está plagadito. He aquí una lista de personajes que nunca llegaron a la gran pantalla:

  • Tom Bombadil (El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo, JRR Tolkien, 1954)
¿Glorfindel es reemplazado por Arwen? ¿Narsil fue reparada antes de salir de Rivendel? ¿A quién le importa? ¿DÓNDE ESTÁ TOM BOMBADIL? Ayuda a Frodo y Sam a rescatar a Merry y Pippin del viejo Hombre-Sauce, y es propuesto en el Concilio de Elrond para portar el anillo hasta Mordor porque es una de las pocas personas sobre las que no tiene poder. No aparece en la adaptación de Peter Jackson de 2001 ni en la de animación de 1978. Sin embargo, sí podemos verlo en los videojuegos de la película y en los juegos de cartas.

  • Peeves y el Profesor Binns (Saga Harry Potter, JK Rowling, 1997-2007)
Peeves es un poltergeist que vive en Hogwarts y solo obedece al Barón Sanguinario. Está presente en todos los libros de la saga y el actor Rik Mayall fue contratado para interpretarlo en la primera película. Sin embargo, sus escenas fueron eliminadas y el personaje nunca apareció, ni siquiera en las escenas eliminadas del DVD. Al igual que Tom Bombadil, sí aparece en los videojuegos. 

Por su parte, el profesor de Historia de la Magia, Cuthbert Binns, es el único profesor fantasma de Hogwarts. Se dice que un día se echó una siesta en la sala de profesores y murió dormido en el sillón; más tarde su fantasma se levantó y fue a dar clase. Es el que descubre a Harry la existencia de la Cámara Secreta, tarea que en la película recayó sobre McGonagall. Solo aparece en algunos de los videojuegos.


 


  • Arby (El mundo perdido, Michael Crichton, 1995)
La secuela de Parque Jurásico estaba originalmente protagonizada por dos preadolescentes, RB “Arby” Benton y Kelly Curtis, estudiantes del profesor Levine, que tampoco aparece en la película. Son los que ponen en marcha los ordenadores de la isla. En la adaptación de Spielberg, aparece Kelly como hija de Malcolm, pero no aporta demasiado a la trama.

  • La Duquesa (Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas, Lewis Carroll, 1865)
A las afueras del bosque de La Oruga, Alicia entra en una casa en la que conoce a dos lacayos, uno con cara de pez y otro con cara de sapo; la Duquesa, que sostiene un bebé en brazos; la cocinera y el Gato Cheshire. Cuando la Duquesa se marcha a jugar croquet con la Reina, le deja el bebé a Alicia. Cuando Alicia sale de casa, el bebé se convierte en un cerdo. Walt Disney eliminó a todos los personajes de este capítulo excepto al Gato Cheshire. En el juicio contra Alicia, sustituyó a la cocinera y la Duquesa por la liebre y el lirón. En la adaptación de Tim Burton, la Duquesa tampoco aparece. Sin embargo, sí aparece en otras películas con menos éxito, como en la adaptación de 1972, en la que fue interpretada por el actor Peter Bull.


  • Mary Jo Perrin (El exorcista, William Peter Blatty, 1971)
Es una adivina invitada a la fiesta de Chris. Le presta un libro de la biblioteca de los jesuitas que habla de la misa negra y la adoración al demonio, pero este desaparece antes de que lo pueda leer. Willie lo encuentra bajo la cama de Regan cuando está en el hospital y lo coloca en la estantería de Chris. Al abrirlo, Chris descubre que Burke lo ha leído, lo que le hace pensar que Regan lo tiró por la ventana. Ni la adivina ni el libro aparecen en la película.


  • Ygrámul El Múltiple (La historia interminable, Michael Ende, 1979)
Inicialmente estaba incluido en el guion original, pero en los 80 los efectos visuales eran bastante más limitados que ahora, y crear “una criatura en forma de araña compuesta de insectos azules” se iba de presupuesto. En lugar de que Atreyu rescatase a Fújur de las garras de Ygrámul, en la película es Fújur el que ayuda a Atreyu durante su travesía.

  • Griff el Joven/Aegon Targaryen (Danza de Dragones, George RR Martin, 2011)
No solo el cine adapta libros, también la televisión. En el último libro publicado de la saga Canción de hielo y fuego [ALERTA, SPOILER] aparece un nuevo heredero Targaryen, hijo del príncipe Rhaegar. Su intención es conquistar Bastión de Tormentas y casarse con su tía Daenerys. Un nuevo Targaryen en juego plantea nuevas dudas: ¿quién es ahora el heredero de los Siete Reinos?, ¿será un jinete de dragones? Los seguidores de los libros tendremos que esperar a que se publiquen los siguientes para averiguarlo. Los seguidores de la serie, Juego de Tronos, no tienen esa incertidumbre porque, en la adaptación, Aegon no existe.

  • La oveja eléctrica (¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, Philip K Dick, 1968)
La trama original de la famosa novela de Philip K Dick se perdió en el guion de Blade Runner como lágrimas en la lluvia (lo siento, tenía que hacer el chiste). La película de Ridley Scott es famosa por ser una de las adaptaciones menos fieles de la historia. Dejando a un lado la ausencia del mercerismo y los reguladores de ánimo, la primera pregunta que uno se hace al ver la película es: ¿Dónde está la oveja?

La novela comienza con Rick subiendo a la azotea para dar de comer a su oveja eléctrica. En el año 2019, casi todos los animales se han extinguido, y los pocos que quedan vivos son considerados objetos de lujo. Los que no tienen dinero para comprar uno real se compran uno eléctrico, como Rick Deckard y su mujer (quien, por cierto, está viva). El tema de los animales, que a Philip K Dick le resultó lo suficientemente importante como para dar título al libro, en la película solo se trata con un comentario sobre el búho de la Corporación Tyrell.


Por cierto, el monólogo final de Roy Batty tampoco aparece en el libro.

Artículo original aquí